Tarta mojito Imprimir

El fin de semana pasado ha sido mi cumpleaños y para celebrarlo con mis amigos he preparado esta tarta mojito. La cubierta no me ha quedado bien está como marmolada pero es que las prisas no son buenas consejeras y la tarta está hecha en tiempo record. Lo suyo es hacerla que cuaje bien y luego añadir la cobertura. De sabor está buenisímaaaaa, nos gustó mucho a todos es muy refrescante y apenas está dulce. He quedado que la volvería a repetir cualquier día de estos porque nos ha sabido a poco. Animaros a prepararla que es la tarta de moda de este verano.

INGREDIENTES
Para la base:

200 gr. de Galletas de limón (compré un paquete de galletas rellenas de limón en el mercadona)

50 gr. de Mantequilla

1 chorrito de ron

Para el relleno:

1 sobre de gelatina neutra

300 gr. de queso crema (tipo Philadelphia)

Zumo y ralladura de 3 limas

100 gr. de azúcar moreno

½ vaso de ron

1 vaso de agua

1 manojo grande de hojas de Hierbabuena

Para la cubierta

1 sobre de gelatina de limón Royal

½ litro de Agua

Colorante verde

ELABORACIÓN:

Para preparar la base trituramos las galletas en velocidad 10 añadimos la mantequilla fundida y el ron. Mezclmosr bien hasta conseguir una masa homogénea.

Colocamos la mezcla en el fondo de un molde desmontable y presionamos con el dorso de una cuchara extendiéndola por toda la base. Reservar en la nevera.

Ponemos en el vaso el ron, el agua y el azúcar y programamos 5 minutos, 80º, velocidad 2. Añadimos la hierbabuena, el zumo y ralladura de las limas, programamos 15 minutos, 80º, velocidad 2.

Dejamos templar y colamos. Añadimos la gelatina y mezclamos durante 2 minutos, 50º velocidad 4, añadir el queso y programar 2 minutos, velocidad 3.

Verter la mezcla sobre la base de galletas y meter en la nevera hasta que cuaje.

Para hacer la cubierta, disolver la gelatina de limón en 250 ml. de agua hirviendo, remover hasta que esté completamente disuelta. Añadir 250 ml. de agua fría y remover. Poner unas gotas de colorante verde y dejar enfriar.

Verter sobre la crema ya cuajada y mantener en la nevera, mejor de un día para otro.