Tarta Bob esponja E-mail

 

Hacía meses que tenía ganas de preparar una tarta recubierta de fondant. Desde aquí quiero dar las gracias a Fragina que me introdujo en este fascinante mundo. Después de comprar el fondant y varios tintes en gel me dispuse a preparar mi “opera prima”. Llegué a casa un viernes con un par de fotocopias de Bob esponja y muchas ganas de empezar, preparé los ingredientes y hice el bizcocho, cuando lo terminé me parecio demasiado bajito (empleé un molde muyyy grande porque en la fiesta íbamos a ser muchos) y volví a preparar en el mismo molde una plancha de bizcocho genovés y entonces ya me quedé conforme con la altura. Recuerdo que me dieron las 2 de la madrugada y aún estaba tiñendo fondant, estaba super nerviosa, quería hacerla en aquel mismo momento, pero decidí acostarme y terminarla a la mañana siguiente. Menos mal que era Sábado... Una vez levantados y desayunados nos pusimos los tres a decorar a nuestro Bob, mi marido hacía la corbata, mi hija las mejillas, yo con estirar el fondant, medir y cubrir la tarta ya tenía suficiente, mi cocina parecía un taller de dibujo y plastelina. Ibamos decorando y fotografiando el trabajo... la verdad es que nos lo pasamos muy bien. Nos esperaba una tarde ajetreada: teníamos cumpleaños primero y partido de la selección después y si me hubieras visto llevando la tarta de un sitio para otro... jajaja. Bueno, fue un éxito rotundo niños y grandes admirando y fotografiando a bob esponja, nos dio mucha pena cortarle en trocitos pero no veais lo rápido que desapareció, todo era comestible, de repente ya no tenia brazos ni zapatos, ni piernas, todos los niños se lo rifaban, estaba buenísimo, me tengo que reir porque me traje un trocito a casa de vuelta para hacerle la foto jajaja. Me fui de la fiesta con encargos para los siguientes cumpleaños (esta vez para adultos) jajajaj ...

 

INGREDIENTES BIZCOCHO:

4 huevos.

Azúcar (el mismo peso de los huevos)

chocolate de cobertura (el mismo peso)

mantequilla o margarina (el mismo peso)

harina (el mismo peso)

1 cucharada y media de polvo de hornear, o mejor dicho levadura tipo Royal.

fondant.  Puedes optar por comprar 1 kg. de fondant blanco y tintes para hacer los diferentes colores, o comprar los colores ya hechos en paquetes de 250 gr. (mira aquí)

 

Ganaché de chocolate

200 gr. de nata liquida para montar.

200 gr. de chocolate de cobertura

 

Almíbar

Se puede hacer en un cazo al fuego, simplemente es ponerlo a fuego medio bajo, sin llegar a hervir y mover continuamente hasta que el azúcar esté disuelto del todo, no hay que dejar reducir, pues al enfriarse tiende a espesar y tiene que quedar liquido.

300 gr. de azúcar

300 gr de agua

zumo de 1/2 limón (opcional)

1 ramita de canela en rama, una cucharadita de azúcar vainillada, simplemente para dar un toque de sabor (opcional)

un chorrito de licor (opcional) no puse porque era para niños

 

ELABORACIÓN:

Pesamos los huevos sin cáscara. En el microondas fundimos el chocolate (he puesto una tableta de 200 gr). Ponemos en el vaso los huevos con el azúcar y programamos 5 minutos, Temp. 37º, vel 5. Al terminar programar 2 minutos más pero sin temperatura.

Añadimos la margarina a punto de pomada y batimos unos segundos hasta que todo quede bien mezclado. Incorporamos el chocolate fundido anteriormente y batimos de nuevo.

Mezclar la levadura con la harina y con la maquina en marcha ir echando cucharada a cucharada por el brocal. Cuando todo este bien mezclado verter la masa en un molde rectangular previamente engrasado y harinado y dejar cocer en el horno que previamente habremos precalentado a 160º unos 45 a 50 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla. Partimos en bizcocho a lo largo y calamos con el almíbar a continuación rellenamos con el ganaché de chocolate tapamos el bizcocho y lo cubrimos bien por todos los lados con ganaché de chocolate y procedemos con mucha imaginación, ganas y tiempo a decorarlo (más abajo lo explico un poco).

Como siempre, estas indicaciones son para Thermomix, pero con estos ingredientes, cantidades y una batidora, el resultado también será satisfactorio.

 

DECORACIÓN:

Bueno, como he dicho el fondant es parecido a la plastelina. Antes de empezar a trabajar, asegúrate de tener film de cocina para guardar el fondant que te sobre y que no se te seque para la próxima vez. Para esta tarta necesitarás los siguientes colores: amarillo, blanco, azul cielo, rojo y castaño. También puedes comprar colorantes (mira aquí) y teñir el fondant blanco, cosa que no recomiendo mucho para los colores intensos como el rojo, porque hay que emplear mucho colorante y el fondant se degrada, resultando más difícil de trabajar.

El proceso es más o menos el siguiente:

1) Nivelar el bizcocho. Déjalo bien plano. Utiliza para ello un cuchillo jamonero o mejor una lira.

2) Lonchearlo (con el cuchillo o la lira) en planchas de unos 2 cm. de alto para rellenarlo.

3) Entre loncha y loncha, rellenamos con el ganaché u otra cosa (buttercream, mermelada, nutella, etc.). Vamos calando el bizcocho con el almíbar que hemos preparado.

4) Untamos todo el exterior de la tarta con el ganaché, que servirá de "pegamento" para el fondant.

5) Estiramos el fondant con un rodillo de amasar y hacemos una lámina de entre 2 y 3 mm. de grosor que sea suficienta para cubrir la tarta. En este caso cubrimos hasta un poco más de la mitad con amarillo para el cuerpo, y el resto con castaño para el pantalón. Tapamos la junta con una tira de blanco para la camisa.

6) Cortamos el fondant sobrante y remetemos los bordes con algún instrumento romo. Yo aquí utilicé unos palillos chinos, pero se pueden usar estecas

7)  A partir de aquí, decorar. Puedes cortar el fondant con un cuhillo de punta bien afilado, o con cúter y pegarlo al fondant base utilizando un pincelito mojado en un almíbar clarito.