Mejillones en escabeche E-mail



¿Os gustan los mejillones de lata?  Inocente Si es así pues entonces tenéis que probar estos. Muy fáciles de preparar, muy económicos y cuantos más días pasan mas ricos están. Las conservas es una de las recetas que mas me gusta preparar, ya sean dulces o saladas, me gusta cuando vienen mis amigos poder sacar unos mejillones caseros, un bonito en aceite, unas berenjenas de almagro o una mermelada de moras que recogimos el verano pasado por ejemplo Sorprendido. Vamos aprovechar que todavía es tiempo de mejillones y disfrutar de un aperitivo muchos nutrientes y pocas calorías. Guiño


INGREDIENTES:
2 kg. mejillones
1 cebolla
2 dientes ajo
2 hojas laurel
4 cucharadas vinagre
1/2 cucharadita pimentón picante
pimienta en grano
1/2 taza agua
1/2 taza aceite oliva
sal

ELABORACION:
Primero limpiamos muy bien los mejillones, quitándoles las barbas y adherencias. Los ponemos en una cazuela con dos cucharadas de agua y los cocemos al fuego hasta que se abran. Los dejamos enfriar, los quitamos de las conchas y los ponemos en una fuente.
Aparte pelamos la cebolla y los ajos y lo picamos todo. Calentamos aceite en una sartén y lo freímos hasta que quede blando y doradito.
Luego apartamos la sartén del fuego y añadimos unos granos de pimienta, el pimentón, las hojas de laurel, el vinagre, el agua y un poco de sal. Volvemos a poner al fuego, lo hervimos unos minutos y lo echamos sobre los mejillones.
Finalmente los metemos en el frigorífico hasta el día siguiente.