Galletas de queso con alcaravea E-mail





Esta receta es de Mongueta pero realmente se la he cogido a Canelona Sonriente. No tenía conocimiento de la existencia de la alcaravea. Indeciso Tengo unos amigos que tienen una herboristería y me dijeron que podía usar comino en vez de alcaravea que el sabor era muy parecido porque es una variedad de comino pero he de deciros que a mi no se me parece para nada al comino, me recuerda un poco al sabor entre hinojo y anís. El resultado de estas galletas de aperitivo es alucinante, están buenísimas. Es mejor usar un tipo de queso viejo (tipo Old Ámsterdam o Gouda curado) lo compré en Mercadona. Mongueta también recomienda dejar reposar un par de días antes de consumirlas y la verdad es que es verdad que se asienta el sabor y son una auténtica delicia. Como dice mi marido “se te calienta el morrito” y no pararías hasta darles fin. Forrado
 

INGREDIENTES:
100 gr. de queso Old Amsterdam rallado (lo rallé en la th)
125 gr. de manteca de cerdo
200 gr. de harina
30 cc. de leche (puse gramos)
20 gr. de azúcar moreno
35 gr. de copos de avena (puse harina normal)
1 yema de huevo (1 huevo entero)
5 gr. de levadura Royal
1 1/2 cucharadas soperas de semillas de alcaravea
sal (puse una cucharita de café)
semillas para adornar (opcional)

ELABORACION TRADICIONAL:
Tener todos los ingredientes a temperatura ambiente.
Batir la manteca, leche, azúcar y yema de huevo. Incorporar el queso rallado y reservar.
Tamizar la harina, levadura y sal. Incorporar a la mezcla anterior sin trabajar mucho la masa (lo justo para mezclar ingredientes) y añadir la avena y la alcaravea.
Hacer una bola con la masa, cubrirla con film o plástico y dejarla en la nevera mínimo 30 minutos. Pasado este tiempo, extenderemos la masa con el rodillo, dejándola de un grosor de 1/2 cm. aproximadamente, y marcaremos las galletas. No utilizar un cortapastas muy grande.
Hornear a 200º C y al final poner un poco de grill para dorarlas.

CON THERMOMIX:
No es necesario que los ingredientes estén a temperatura ambiente, las cuchillas mezclan los ingredientes sin ningún problema
Rallamos el queso unos segundos a velocidad 5-6. O bien, subir y bajar al 10 unos segundos. El queso, aunque parece duro, es cremoso y puede quedar a bolitas, asi que vigilamos por el bocal que quede a nuestro gusto.
Incorporamos el resto de ingredientes, y mezclamos 15 segundos al 6. Si queda excesivamente blandita añadimos un poco más de harina, pero la masa no debe quedar muy dura
Formamos una bola  y la cubrimos con film transparente. La dejamos reposando en el frigorífico mínimo 30 minutos (la dejé de un día para otro) con un corta pastas me resultaba muy incomodo  para trabajar así que hice como canelona y formé bolitas y las aplastaba con las palmas de las manos, de ahí a la bandeja del horno forrada con papel de hornear.
Las horneamos, a 200º (horno precalentado) hasta verlas doraditas, de 15 a 20 minutos. Dejar enfriar y ponerlas en una caja de galletas